5 jun. 2013

Habemus incongruencias publicas.

Este texto está inspirado en una nota que leí el día de ayer y que me resulto muy interesante, preocupante, ambigua y desconcertante; el alcalde de la ciudad de Tepic, Nayarit declaro que las maquinas encargadas de bombear agua están "inoperantes" debido a un adeudo que se tiene con la comisión federal de electricidad (CFE) por la cantidad de 5 millones de pesos, y que por tal motivo, muchas colonias de la ciudad se quedarían sin el liquido vital hasta nuevo aviso (osea hasta que paguen lo que deben).

Pero el inmenso y grave problema que yo veo aquí, sin mencionar lo que todos sabemos (que el gobierno municipal de Tepic, Nayarit tiene grandes y graves problemas financieros) el problema real, al menos desde mi punto de vista, ¿por que una empresa pública le cobra al sector público?. 

No encuentro ningún razonamiento lógico, una empresa pública como CFE no debería cobrar al sector público por ser estos tanto del mismo sector como propiedad de la nación y para servicio de esta.

Cambiando un poco de tema pero sin salir del mismo: CFE tiene las tarifas más caras del mundo, pero siempre se comparan con las tarifas más caras, poniendo como ejemplo a algunos países de Europa, sin embargo, no podemos comparar a Suiza con México; ni en tamaño, ni en recursos, ni en economía, ni en habitantes, ni en ingresos per capita, etc, etc.

Pero ojo, CFE si cobra al sector público pero no cobra a sus agremiados, además, presumen que el costo de producción y distribución no se ve reflejado en los recibos de los consumidores porque el gobierno subsidia una parte de ese costo, y que por lo tanto pagamos menos, sin embargo, nadie le cobra a la comisión federal de electricidad el agua que utilizan para producirla y que es propiedad de todos y cada uno de los mexicanos. 

Nosotros no tenemos la obligación de pagar en nuestros recibos las mega pachangas que ellos se organizan, ni tenemos porque pagar los elevados salarios de sus empleados, ni sus lujos. 

Regresando al tema que me llevó a escribir esto, es necesario revisar con mucha calmita las obligaciones que tienen todas y cada una de las empresas públicas, según la constitución mexicana son propiedad de la nación, ¿pero de cual nación? de la mía no creo.

P.D. Otro día les hablo sobre Pemex.

No hay comentarios:

Publicar un comentario